lunes, 31 de diciembre de 2012

Dicen que año nuevo, vida nueva.

Un nuevo año está por empezar. Uno viejo acabará. Todo lo vivido pasará al olvido. Todo lo futuro, está por venir. El camino que hemos recorrido durante todo el año llega a su final. ¿Una nueva etapa? No sé. Quizás todo siga igual que hasta ahora pero, el simple hecho de comenzar un nuevo calendario. De poner un '13' al final de cada fecha. El hecho de volver a contar los meses hasta llegar a 12, hace que esto se convierta en algo especial. Todos desean que éste sea su año, como cada 1 de enero. Pero, ¿alguien lucha para que eso sea así? Qué va. Todos queremos que pase algo, pero simplemente lo esperamos. Hay que luchar. Sal a por ello. Vívelo. Quiérelo. Deséalo. Solo así, conseguirás aquello por lo que tu nuevo año será especial, único e irrepetible. Para mí, este ha sido mi año. Ha sido el año esperado. El año en el que he vivido más que ningún otro. En el que me he caído pero me he levantado. En el que he llorado de risa más que de tristeza. En el que cada segundo ha merecido la pena vivirlo. Y tú, ¿ha sido este tu año?

domingo, 30 de diciembre de 2012

Detrás de todo, estás tú.

Cada canción, una persona. Cada persona, un momento. Cada momento, un sentimiento. Cada sentimiento, una lágrima. Cada lágrima, un recuerdo. Cada recuerdo, una sonrisa. Cada sonrisa, una promesa. Cada promesa, una esperanza. Cada esperanza, un sueño. Cada sueño, un futuro. Cada futuro, un pasado. Cada pasado, una lección. Cada lección, un nuevo día. Cada nuevo día, un nuevo propósito. Cada nuevo propósito, estas tú.

sábado, 29 de diciembre de 2012

Qué irónico.

La persona que más quieres, es quien más daño te hace. La persona que más te hace reír, acaba siendo por la que más lloras. Con la que más te entretienes, es a la que más echas de menos. La persona que más fuerte te hace, es tu mayor debilidad. ¿Sabes? Todo lo bueno se esfuma tan rápido como si de viento se tratara. Le persona que hoy está a nuestro lado, mañana posiblemente estará a lado de otra persona. La sonrisa de hoy, se convertirá en lágrima mañana. El cariño será odio. Una palabra bonita pasará a ser un insulto. Felicidad por tristeza. Del mismo modo que la infancia cambia a adolescencia hasta llegar a la edad adulta. De igual forma que los moratones se convierten en enfermedades. Como los caramelos en cigarros. Todo pasa, todo queda. Todo tiene que seguir. Todo lo que hoy vivimos, mañana será pasado. Todo lo que mañana recordaremos, dentro de unos años serán simples historias de las que nos inventaremos la mitad. Los sueños no se cumplen. Las promesas se rompen. Los "para siempre" terminan. Los "hasta nunca" duelen. Las mentiras aumentan. Las alegrías están contadas. La soledad como mayor compañía. La noche, tu fiel amiga. La música, tu mayor psicóloga. Y cada día una nueva historia. ¿Bonita o triste? Tú eliges.

sábado, 22 de diciembre de 2012

FELIZ NAVIDAD.

Llegó esa fecha. Ese momento. El momento de ¿ser felices? ¿fingir felicidad? Toca disfrutar. Todos te desean feliz navidad. Todos parecen contentos llegada esta fecha. Pero, ¿porqué? Tan solo son unos cuantos días más. La transición entre un año y otro. La despedida de un año y el saludo para el otro. Nada más. Un cúmulo de tradiciones hace que esta fecha sea la más señalada en el calendario. Parece que no queda otra que celebrarlo. A estas alturas ya habéis podido comprobar mi gran amor por las navidades. Pues no, no me gustan. Veo una fiesta comercial. Se suben los precios. Se acentúan los regalos. Se fingen sonrisas. Se quiere lo que no se puede tener. Se desea una felicidad casi imposible. Pero, todo parece una mísera farsa para alejarnos de nuestros problemas por unos días. Así que, ¿qué hay de malo en celebrar que seguimos aquí?

miércoles, 19 de diciembre de 2012

¿Fin del mundo?

"¿De verdad será así? ¿Todo se acabará? ¿Se desvanecerá? Qué final tan simple..
No, sinceramente no puede ser así. Solo porque en un pasado así se predijera no tiene porqué pasar. "
Vale, ese es el pensamiento que muchas personas tienen hoy en día. ¿Tratan de autoconvencerse?  Puede ser. Solo digo que la ignorancia nunca trae nada bueno. Siempre intentamos vivir sin pensar en nada. Nos movemos como putos robots sin darnos cuenta de nuestro alrededor. Pero el entorno existe, ¿sabes? Está ahí fuera. Lejos de nosotros. Hay algo esperando a ser visto. Alguien esperando ser oído. ¿Acaso nadie lo ve? ¿Tan ignorantes somos?
Alguien nos está queriendo transmitir un mensaje. Alguien nos intenta abrir los ojos pero parece que nuestras vendas jamás desaparecerán. Y, cuando logremos ver lo que hemos hecho con este mundo, cuando sepamos apreciar en lo que lo hemos convertido,nos daremos cuenta de lo mierdas e hipócritas que podremos llegar a ser. Entonces, se acabará realmente el mundo.

martes, 4 de diciembre de 2012

¿Miedo al pasado?, ¿Miedo al futuro?

Una vez me pregunté: ¿a qué tienes más miedo, al pasado o al futuro? ¿a lo que ya no está y jamás volverá o a todo aquello que aún te queda por vivir?
El pasado puede doler, puede gustar, puede ser tu fuente de felicidad, pero, ¿qué hay de aquello que echamos de menos? ¿qué hay de todas aquellas cosas que sabemos que no se podrán volver a repetir? ¿Qué pasa con toda aquella felicidad sentida en un momento determinado? Me da miedo.. Miedo pensar que quizás nunca pueda experimentar esa felicidad, que quizás nunca pueda ser feliz como en aquel momento, en aquel lugar, en aquella situación. Miedo pensar que el pasado ha pasado. Miedo saber que las personas no regresan. Miedo a creer que me han olvidado. Miedo.
El futuro, el futuro está por venir. El futuro siempre trae misterio. Siempre trae intriga. Siempre deja un hueco a la esperanza. A la esperanza de poder ser felices. A esa esperanza que nos da fuerzas pero a la vez nos las quita. Pero, ¿acaso no asusta pensar que el futuro puede ser igual que el presente? ¿acaso no produce miedo la sensación de pensar que lo mismo que en un pasado, puede ocurrir en un futuro?

miércoles, 28 de noviembre de 2012

No puedo dejar de quererte.

No es como las anteriores. No. Esta vez no. Todo es distinto. Aún sigo teniendo mariposas en el estómago al pensar en ti. Aún sigo mirando aquellas viejas conversaciones. Aún salgo de casa con la esperanza de volverte a ver en mi portal, esperándome. Aún recuerdo aquella primera vez, aquella mañana en la que te conocí. Aquella mañana en la que conseguiste enamorarme. Aún me pregunto qué sería de nosotros si todo hubiese salido bien. Aún pienso en cómo te pude llegar a querer tanto en tan poco tiempo. Y yo, ¿cómo conseguiré olvidarte? ¿Cómo volveré a ser la misma de siempre? ¿Cómo lograré vivir sin ti? Y es que cada día te necesito más. No puedo seguir engañándome y pensando que solo necesito tiempo o que necesito a alguien que me haga olvidarte, por eso que dicen de que un clavo saca a otro clavo. Qué va, todo eso es mentira. Lo sé porque lo he intentado. ¿Por qué hiciste que me enamorara? Dios, te odio tanto..

viernes, 23 de noviembre de 2012

Echo de menos..

Echo de menos los errores cometidos. Echo de menos cuando te veía. Echo de menos cuando nunca me sentía sola. Echo de menos cuando esperaba que llegara el viernes para verte. Echo de menos tenerte. Echo de menos cómo las cosas han cambiado. Echo de menos aquellas tonterías... Echo de menos las risas que vosotros me sacabais. Echo de menos estar con vosotros. Echo de menos cada cosa que con vosotros hacía. Echo de menos cuando no cometía errores. Echo de menos todo aquello que acabó. Echo de menos las promesas rotas. Echo de menos los sueños por cumplir. Echo de menos esas vacaciones planeadas que nunca llegarán a suceder. Echo de menos sentirme querida. 


Echo de menos mi pasado. 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Cuídala.

Cuídala, porque mientras tú le prometes que no le fallarás, ella recuerda las veces que han incumplido esa frase en su pasado. Cuídala, porque mientras tú quieres estar con ella, ella tiene miedo de que le vuelvan a fallar. Cuídala, porque mientras tú esperas estar con ella, ella no quiere volver a sufrir. Cuídala, porque mientras tú tienes confianza en ella, ella no la tiene en sí misma. Cuídala, porque mientras tú intentas subirle el autoestima, a ella se lo han dejado por los suelos en su pasado. Cuídala, porque mientras tú le saludas con un simple "hola", ella se está ilusionando, Cuídala, porque cuando tú te canses de ella, ella sufrirá como tantas veces ha sufrido en su pasado...

viernes, 9 de noviembre de 2012

Te sigo echando de menos..

¿Recuerdas cuando paseábamos juntos de lo mano? ¿Cuando me dormía acurrucada en tus brazos? ¿Recuerdas esos momentos en los que era "tu niña pequeña" y nada ni nadie nos podía separar? ¿Recuerdas aquellas promesas de que jamás me abandonarías? ¿Recuerdas aquellas vacaciones juntos? ¿Recuerdas mi primer cumpleaños? ¿Y el segundo? ¿Y qué hay de aquel último que vivimos juntos? ¿Te acuerdas? ¿Y cómo te despertaba cada mañana con un gran abrazo? ¿Y cómo me dabas las buenas noches mientras me arropabas en mi cama? ¿Todavía lo recuerdas?
A mí me sigue faltando algo día tras día, alguien. Sigo pensando en cómo estarás y si de verdad fue decisión tuya todo esto. Aún recuerdos aquellos largos besos de cada noche y aquellos grandes abrazos de cada mañana. Pienso cada día en lo que aquel 15 de septiembre cambió mi vida. Pienso en las ganas enormes de querer dar marcha atrás. Pienso en lo feliz que sería tenerte a mi lado en todo momento.
¿Sabes? Todo ha cambiado. Desde que te fuiste nada es igual. Cada uno ha seguido adelante con su vida. Menos yo. Aún no he encontrado a nadie que pueda llenarme el gran vacío que dejaste, y ¿sabes qué es aún peor? Que nadie nunca podrá llenarlo.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Las cosas que nunca podré decirte.

Es el momento de expresarme. Es el momento de saber cómo me encuentro. Es el momento de decirte todo aquello que nunca seré capaz de decirte. Ahora, en este mismo instante, quiero decirte tantas cosas que no sé ni por dónde empezar.
¿Sabes todo lo que he podido llegar a sentir junto a ti? ¿Sabes hasta qué punto deseaba tener un mensaje tuyo? ¿Sabes cómo esperaba frente al ordenador que te conectaras? Que va, no lo sabes.
Nunca lo valoraste. Nunca tuviste en cuenta lo mucho que te quería. Nunca supiste ver lo feliz que podría yo hacerte.
Siempre te centraste en los demás, en todas aquellas personas que no te demostraban ni la mitad de lo que yo hice. Te fijabas en todas y cada una de las cosas que no tenían que ver conmigo y a la hora de pensar en mí, te olvidabas de ello.
Yo pasaba las 24 horas del día pensando en ti de las que tú, en cambio, no pasabas ni una.

viernes, 2 de noviembre de 2012

En el día de hoy..

Cada día de vida es realmente un regalo. Un regalo por abrir, por descubrir. Un regalo nuevo, único, especial. Irrepetible. Podríamos expresar diferentes sentimientos cada día. O podrían ser sentimientos indescriptibles. Podríamos sentirnos hundidos nada más levantarnos y no conseguir sacar una sonrisa. O podría mejorar con tan sólo recibir una sonrisa de esa persona especial. Puede que nos levantemos con ganas de comernos el mundo y, a medida que avance el día, sentirnos sin fuerzas para continuar. Puede que todo vaya realmente mal o que no haya sitio para el dolor. Puede que podamos sacar algo positivo o que, por el contrario, todos nuestros pensamientos sean negativos. Pero, ¿qué más da? Ningún día dura más de 24 horas por malo que sea.

martes, 30 de octubre de 2012

Fuente inagotable.

Como aquella canción que nunca borras de tu reproductor. Como esa foto mejor conservada. Como la rutina de cada día que nunca cambia. Como la mayor de las travesuras jamás realizada. Como la necesidad de querer más, de necesitar más. Como esa sensación de no poner nunca un punto y final. Y volver a caer. Y no saber cómo ni por qué acabar queriéndote más de lo que imaginaba. Con la certeza de que nunca podrá acabarse. Siempre habrá una unión, un vínculo, una fuerza que no nos deje terminar con todo. Algo que haga que nos necesitemos día a día, como si del mismo agua se tratara, como aire para respira, como comida para poder vivir. Y encontrar una salida, bien sea buena o mala, pero encontrarla.

martes, 23 de octubre de 2012

Siempre hay un amor que nos marca para siempre.

Como dicen, siempre hay un amor que te marca para siempre. No tiene por qué ser el primero o el más reciente. Y este, así lo hizo. Me marcó. Lo tenía presente a cada paso que daba a pesar de que hacía tiempo que solo quedaban cenizas donde un día hubo fuego. Formaba parte de mi irremediablemente. Era absurdo creer que ya lo había olvidado, pues nunca lo olvidaré. Lo cual no significa que mi vida se haya estancado en ese profundo amor. Únicamente quiere decir que para mí, el amor perfecto será ese. Ese ya pasado. Ese ya acabado. Ese que tanto me hizo sentir, con el que tanto sufrí y que tanto me enseñó.

sábado, 6 de octubre de 2012

Papá, ¿te acuerdas de mí?

Hola papá, ¿me recuerdas? Sigo aquí, aunque tú te hayas ido.
¿Recuerdas mi sonrisa? Era la mejor de las sonrisas solo cuando tú me hacías cosquillas.
Papá, las cosas han cambiado mucho. Te echo de menos. Esto ya no es lo que era.
¿Por qué decidiste irte? Nunca lograré entenderlo. Joder, éramos felices hasta que desapareciste.
Todo iba bien, ¿recuerdas? Todo estaba en orden. Acabábamos de empezar el colegio, otro año más. Volvíamos a la rutina pero nunca imaginamos que tendría que ser sin ti.
Y aquel 15 de septiembre todo cambió. Todo cuanto habíamos construido los cuatro se cayó por la borda. Tú lo tiraste por la borda.
¿Sabes qué es lo peor? Que no te guardo ningún rencor.
Siempre serás uno de los pilares más importantes para mí. Porque sin ti, nunca hubiese podido haber un "yo".

martes, 25 de septiembre de 2012

Esa persona especial.

Muchos preguntan: ¿por qué saliste con él, con una persona así? Para todos ellos yo siempre tengo la misma respuesta. "Cuando una persona te dice la palabra que necesitas oír en el momento exacto, cuando te da un abrazo o te susurra un te quiero al oído, cuando se preocupa por tu felicidad y comprende que ya no sois dos sino la unión de dos locos enamorados buscando su lugar en el mundo, cuando hace realidad todos y cada uno de tus sueños, cuando sabe entenderte con una simple mirada o enamorarte con un ligero beso, cuando te acompaña a casa, cuando no hay lugar para las despedidas, cuando te saca una sonrisa donde antes había una lágrima, cuando todo eso ocurre, ni siquiera te planteas si estás haciendo bien o si esa persona puede llegar a fallarte. Confías en que no lo hará. Confías hasta tal punto que no influye lo que los demás te digan. Le entregas tu vida aún sabiendo que puede romperla en pequeños cachitos. Solo por una simple sonrisa suya, lo darías todo. ¿Que por qué salí con él? Porque consiguió enamorarme."    

martes, 18 de septiembre de 2012

Almas gemelas.

¿Sabes? Siempre he oído eso de que todos tenemos un doble. Alguien que es idéntico a nosotros y que lleva una vida parecida a la nuestra solo que en otra parte del mundo. Pero, ¿alguien sabe un caso real en el que esas personas se hayan conocido? No. Por lo tanto, ¿cómo o porqué fiarse de eso? Supongo que eso corre a cuenta de cada uno.
¿Os imagináis conocer a esa persona y vivir a su lado? Continuamente. Tener su hombro para llorar. Su risa para reír. Sus ojos para ver y hasta saber qué piensa en cada momento. Sería como nuestra sombra pero con sentimientos. Podría ayudarnos. Guiarnos. Querernos. Nos entendería mejor que nadie.
Nuestra alma gemela. Nuestro compañero en las buenas y en las malas. Ese amigo que nunca te falla. Esa mano dispuesta a ayudarte siempre. Esa compañía que jamás te abandona. Esa sensación de sentirte querido.
Unidas como rocas. Rocas sostenidas sobre la firme tierra. Rocas que jamás se separarán. Rocas que desean seguir juntas durante la eternidad. Rocas que, tras muchos años, siguen siendo importantes. Haciendo consigo, que la relación sean tan fuerte como los cimientos. Almas gemelas.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Vuelta a la rutina.

Lo bueno se acaba rápido, dicen. Así que, como cada Septiembre, la vuelta a la rutina ha llegado dando paso a exámenes, trabajos, deberes, estrés. Todas aquellas cosas que el verano se llevó junto con el mal tiempo. Pero, ahora, todo eso ha vuelto. El buen tiempo se ha esfumado, la brisa del sol ha desaparecido para dar paso a tormentas y a días grises. 
Y, lo que nos queda por hacer a nosotros es, simplemente, volver a la rutina diaria. La rutina de libros, cuadernos, asignaturas. Rutina de profesores, alumnos, recreos. Rutina de no dormir. Rutina de subrayadores, bolígrafos, lápices y gomas. 
Un idioma por aprender. Una asignatura por aprobar. Un profesor al que conocer. Un curso que superar. Nuevos retos. Nuevas caras. Nuevas curiosidades. Pero, dentro de un mismo "todo". 

lunes, 3 de septiembre de 2012

Te perdí.

Te fuiste de mi vida. Nos dejaste. De la noche a la mañana nos faltó tu olor, tu cariño. Nos faltabas tú. Y sé que nunca más me invadirá tu fragancia. Nunca volveré a oír esa voz al otro lado del teléfono. Nunca podré sentir ese calor que me arropaba en mis noches de soledad. Nunca tendré ese beso de buenas noches que tanto me gustaba. ¿Por qué todo ha pasado tan rápido? ¿Por qué ya no te tengo aquí, a mi lado, conmigo?  Ahora solo me queda conservar los momentos a tu lado. Esa sucesión de recuerdos que me ayudarán a salir de este pozo sin fondo en el que me encuentro desde que nos dejaste. Dicen que todo esto es ley de vida y que, antes o después, todos tendremos que huir de esto llamado vida. Pero, ¿por qué a ti te ha tocado tan rápido? Es algo que nunca entenderé.

viernes, 31 de agosto de 2012

Verano perdido.

¿Todos aquellos planes de los que se hablaba a principios de verano? ¿Dónde quedaron? ¿Esa idea de que éste tendría que ser el mejor verano de todos? ¿Qué fue de eso? Yo, siento que este ha sido un verano perdido. Uno más. También lo sentí con el pasado. Ahora todo ha acabado y no hay nada que hacer para poder volver atrás y recuperar el tiempo perdido. Ahora solo queda esperar otro curso más, para volver a soñar con ese "verano inolvidable" que luego nunca se cumplirá. Solo nos quedará el consuelo de saber que volverán esos días soleados. Esos días en los que todo da igual. Esos en los que el despertador no tiene lugar. En los que la noche es larga y no está solo para dormir.
Pero este no ha sido uno de esos veranos. No ha habido día soleado. Ni día perfecto. No ha existido el típico amor del que tanto se habla. Ese amor de verano. Tampoco unas vacaciones de ensueño. Nada de lo soñado ha sido realizado. Nada.

miércoles, 29 de agosto de 2012

Distancia.

Muchos la ven como una simple palabra más metida en un gran diccionario. "¿Distancia? ¿Qué es eso?" Dirán algunos. Otros pensarán que solo son kilómetros que nos separan de otras ciudades. A mí ese montón de kilómetros no me separa de ninguna ciudad, me separa de una persona. Me separa de lo que podría ser mi felicidad. De lo que podría convertirse en una bonita historia. De la persona que me haría feliz todos y cada uno de los días. ¿Sabes? Yo no creía en una relación a distancia. Nunca me he visto capaz de estar con una persona sin sentir el roce de su piel con la mía. Nunca me he imaginado no poder besar a una persona cada vez que me diga una cosa bonita. Y es que en esto de la distancia nunca he creído. Cada uno tiene su vida, ¿cómo se puede tener una en común? Pero, quizás sea yo la que complique las cosas y todo sea más sencillo de lo que yo imagino. Quizás todo basta con un sentimiento. Con un "te quiero". Con sentir esas ganas incontrolables de estar con él, esas ganas de verle.

martes, 28 de agosto de 2012

Todo vuelve a encajar.

Las cosas vuelven a ser como antes. Esas personas vuelven a llenar mis días de felicidad. Aquellas amistades perdidas han sido recuperadas. Nunca se ha perdido la confianza, y ahora, va en aumento. Vuelven aquellas tonterías que solo se me ocurrían con ellos. Vuelven aquellos planes que solo ellos organizan. Yo les echaba de menos, pero ahora todo ha cambiado. Todo ha vuelto a encajar. Todo volverá a ser igual que era siempre. Porque ellos son grandes y siguen queriéndome a pesar de mis múltiples errores. Me dan fuerzas cada día, saber que les tengo, saber que pase lo que pase seguirán ahí y que todo aquello ha sido olvidado. Sí, todo vuelve a encajar.

jueves, 23 de agosto de 2012

Ilusionarme, ¿Era necesario?

Tus besos, ¿eran necesarios? Cada caricia, ¿era necesaria? El roce de tu piel con la mía, ¿era necesario?  Esa pregunta que me hiciste, ¿era necesaria? Las sonrisas ¿eran acaso necesarias? Aquellas miradas ¿realmente eran necesarias?
No. Nada de lo anterior era necesario. ¿Sabes por qué? Porque solo lo hiciste para ilusionarme. Solo querías verme sufrir. ¿Todas aquellas mentiras? ¿Por qué? ¿Por qué te gustaba mentirme? ¿Por qué te empeñaste en jugar conmigo como si de un juguete se tratara? Sabes igual que yo que todo aquello no era necesario. Sabes que si desde el principio tenías las ideas claras, no debiste ocultármelas. Para mí, ocultar la verdad implica mentir. Y tú me has mentido. Una y otra vez. Día tras día. Haciéndome pensar que lo nuestro podía llegar a ser algo grande. Creyendo que sería el principio de una historia. Pero, tú en ningún momento has pensado lo mismo. Por tu cabeza nunca estaba el pensamiento de quererme. En tu corazón nunca había un sentimiento hacia mí. Entonces, dime, ¿para qué me ilusionas?

miércoles, 22 de agosto de 2012

Contradictorio.

Si quisiste mucho a alguien, odiarle será casi imposible.
Recuerdo el día que me dijeron esa frase. En esos momentos no sabía de lo que hablaban. No lograba darle el significado adecuado y decidí olvidarla. Pero, ahora, meses o incluso años más tarde, la vuelvo a ver en algún que otro sitio y, realmente ahora lo entiendo.
No vale la pena intentar odiar a alguien que un día fue todo para ti. Es una pérdida de tiempo. Como mucho conseguirás que no te importe, que su vida te de igual o cosas por el estilo. Pero nunca lograrás odiarle. Tal vez sea por los momentos vividos, por las caricias, las miradas, las sonrisas, los besos. Por todas esas cosas que un día te regaló y ahora a ti te gustaría no conservarlas. Solo por el hecho de que los recuerdos invaden el alma. 
Pero, ¿entonces a qué viene la frase de "Del amor al odio hay un paso"? Es todo una contradicción. Una frase dice una cosa y lees otra que dice justamente lo contrario. Pero, ¿acaso esto no significa la vida misma? Un día sientes que te comes el mundo y al siguiente, el mundo te come a ti. Una canción hace que te pongas a bailar y después te encuentras llorando por el significado de la siguiente. Una palabra te hace feliz y, al segundo, está rota de dolor por otra. Un hombro donde poder llorar te hace sentir bien mientras que, las risas de otra parte, te hunden. Un recuerdo te inunda de alegría a la vez que otro te llena de tristeza. Ríes y al segundo lloras. Te quieres y al segundo te odias. Eres feliz y al segundo eres triste. Sientes que tienes a gente a tu lado y al segundo te sientes más solo que nunca. 

sábado, 18 de agosto de 2012

Te quiero.

¿Para qué pronuncias esas dos palabras sin sentirlas? ¿Para qué sonríes en mitad de cada beso haciendo que un escalofrío recorre mi cuerpo?
Yo nunca he sido la primera en tu vida. Ni lo he sido ni lo seré. Siempre habrá alguien más importante para ti. Alguien que te haga sentir especial. Alguien que, al pensar en su nombre, nazca una sonrisa en tu cara. Alguien que con un simple gesto consiga que tu día sea especial. Pero ese alguien nunca seré yo. No me quieres en tu vida. Lo único que has hecho en este tiempo ha sido jugar conmigo, una y otra vez. Pero, no te preocupes, ni has sido el primero ni serás el ultimo.
¿Prometer cosas? Si luego no las cumples. ¿Decirme todo lo que sientes por mí? Si luego no es así. ¿Despertarme con un "buenos días, princesa? ¿Enamorarme para después joderme?

lunes, 13 de agosto de 2012

Una parte de él.

Es como si él siguiese ahí metido. En esa habitación. En esta casa. Cada paso que doy, siento que está ahi. En cada esquina. Detrás de cada puerta. Y cuando estoy en su habitación tengo la sensación de que su olor, su esencia, su alma anda correteando de un lado para el otro. Esa cama donde él dormía, donde pasaba la mayoría del tiempo. Esos armarios donde guardaba la poca ropa que necesitaba. O incluso esa mesilla donde cada noche dejaba su móvil. Todo parece recordarme a él. Todo hace que una serie de pensamientos acudan a mi cabeza para invadirme con su imagen. Con su recuerdo.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Nervios.

Estoy nerviosa. Por una gran cantidad de cosas. Nerviosa por que mañana es mi día. Nerviosa por cómo será, con quién lo pasaré. Nerviosa por abrir esos regalos. Desenvolverlos. Nervios por ese maldito deseo que hay que pedir al soplar las velas. Ese deseo en el que, sin duda, tú serás protagonista. Aunque tú ni siquiera saques tiempo para verme en un día como es mañana. Nunca te entenderé. No lograré entender qué es lo que pretendes conseguir pero desde luego que con esa actitud, no conseguirás nada bueno.
Estoy nerviosa por saber cómo me felicitarán todas y cada una de las personas que me conocen. Nerviosa por esa persona que tanto me odia. Nerviosa por esa a la que quise algún día. Nerviosa por esa otra que me falló una y otra vez. Incluso por aquella a la que yo no paro de fallar. Nerviosa por cómo será el día. Nerviosa por todo y por nada. Pero feliz.

lunes, 6 de agosto de 2012

Soledad.

Me siento sola. No me refiero a eso de no tener con quién hablar ni con quién reír. Sola de contar tus miedos a alguien. Sola de confesarte. Sola de que nadie sea capaz de apartar mis malos pensamientos. Sola de que él no está conmigo. Sola de no poder vivir todos aquellos momentos, esos que ahora se han convertido en recuerdos. Sola. Confundida. Perdida.
Siento que algo me falta. Algo me impide ser feliz al completo. Algo que hace que para mí nada sea especial. Antes, con el mínimo detalle, era feliz al 100%. Reía siempre y lloraba solo cuando no me quedaba otra opción. Ahora eso se ha dado la vuelta. Ahora no es igual. El "antes" es pasado y ha  cambiado y el "ahora" no me gusta. Nada hace que mi felicidad sea completa. Nada ni nadie. Pero, ¿a quién le importa? Nadie quiere hacerme feliz. Mi soledad  es lo de menos. Tal vez será que yo me he buscado esto. Pero, aunque lo haya buscado, una cosa tengo clara: no lo quiero. No quiero seguir en este estado de "infelicidad". De soledad. De dudas. De miedo. De confusiones. Estado de vivir sin vida.

sábado, 4 de agosto de 2012

Miedo.

Tengo miedo. De perderte. De quererte demasiado. De que me hagas daño, una vez más. De que esto se acabe para siempre. Miedo de que te canses de mí. Miedo de que un día decidas desaparecer sin dar ninguna explicación. Miedo de que todo eso con lo que sueño cada noche, no se cumpla. Miedo a perder. A fallarte. A presionarte demasiado. En realidad, le tengo miedo al miedo. Y me siento frágil, como de cristal. Y solo me sale ser fría, como el hielo. Y, me doy cuenta de que no disfruto de todo esto por el miedo. Por pensar en perderte. Por pensar en un futuro incierto. Por querer adelantarme a los acontecimientos. 

jueves, 2 de agosto de 2012

Dudas.

Tengo dudas. Sobre qué hacer o sobre qué decir. Sobre cómo actuar o si, cuando actúo, lo hago de la mejor forma posible. Sobre mis sentimientos o sobre los sentimientos de los demás. Dudo constantemente. Irremediablemente. Dudo sobre si es blanco o si, en cambio, debe ser negro. Y siempre se queda de color gris. Dudo sobre seguir luchando o tomar el camino más fácil. Dudo de si soy yo la que tiene que pedir perdón y ser perdonada o si, en cambio, soy quién debe esperar ese perdón y, seguidamente, perdonar. Y la verdad es que me cuesta reaccionar, actuar, saber qué hacer. Cómo acertar. Cómo responder a los problemas para que se acaben y no se hagan más grandes de lo que ya son. Me cuesta tomar decisiones porque siempre pienso que cualquiera puede ser mala. Dudas.. Me encuentro en un mar de dudas y no sé dónde está la orilla.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Si nos queremos, ¿por qué no estar juntos?

No todo es tan fácil como parece. No siempre porque dos personas se quieran ya significa que se jurarán amor eterno. Lo primero porque la eternidad no existe. Al menos yo no creo en los "para siempre" ni "toda la vida". Creo que todo se acaba algún día.
Hay problemas que no se ven a simple vista. Hay ocasiones en las que es imposible estar con alguien aunque ellos mismos sepan que no pueden vivir el uno sin el otro.  Hay veces que, por mucho que no queramos verlo, las cosas son más complicadas de lo que parecen. 

lunes, 30 de julio de 2012

Cuando la distancia pasa a ser infinita.

No es lo mismo tener a alguien a cientos de kilómetros que tenerlos a centímetros de distancia. Es muy difícil hablar diariamente con alguien teniendo la certeza de que pasarán años hasta que por fin esos kilómetros se conviertan en centímetros e incluso en milímetros.
A veces, nos sentimos tan solos, o nos fallan tantas veces que nos refugiamos en este pequeño gran mundo. Conocemos a personas que hacen que día tras día maldigamos la distancia, llegando incluso a sentirnos mal por no poderles tener cerca. Y esque a veces, todo lo que necesitamos es tener a ese tipo de personas aquí, a nuestro lado, y muchas de las que tenemos aquí, tenerlas a cientos de miles de kilómetros.

sábado, 28 de julio de 2012

Un beso inesperado en un portal.

Es de noche. Todo está oscuro. Tan solo el sonido del silencio nos acompaña. Sentados en mi portal, hablando de todo y de nada. Sí, es de esa clase de chicos que acompaña a la chica a la puerta de su casa. Pero esta vez no estamos solos como a mi me gustaría. Aunque eso no es que importe demasiado. Yo entrando al portal. Él se despide. Pero no como yo me esperaba. No. Esta vez me da un beso, un beso inesperado pero igualmente perfecto. Quizás mas perfecto que todos esos besos que están programados.

jueves, 26 de julio de 2012

Van creciendo..

Entonces cada uno cierra la puerta. Se mete en su habitación. Su refugio. Y pasa del mundo. La pequeña escribe mientras chatea. El mayor tan solo escucha música. Se respira un silencio muy profundo. Se percibe que la casa no es lo que era. Ellos no son lo que eran y dentro de poco tendrán que ir haciendo su vida sin depender de ella. Algo que atormenta. Ver a los hijos crecer siempre es algo que para una madre es complicado. Una tarde se van de casa, la pequeña ha quedado a las 5 y media. Él se va al gimnasio. Y mientras tanto ella se queda tirada en el sofá intentando ver la tele pero las lágrimas acuden a sus ojos al pensar que está más sola de lo que pensaba. Han crecido. No son aquellos niños pequeños a los que tanto les gustaba ir al parque con su madre.

jueves, 19 de julio de 2012

Vivir, saber, disfrutar, querer, hacer..

Un día te despiertas y notas que todo ha cambiado o que quieres intentar que todo cambie.
Que las cosas con las que habias soñado no vale la pena ni pensarlas que personas que ya eran pasado para ti, pueden conventirse en el mejor de tus presentes e incluso en un futuro.
Que no puedes lamentarte toda la vida por cosas que pasaron hace tiempo, que del pasado no se puede vivir.
Que las cosas pasadas, aunque sean de hace una hora, pasadas son. Que la vida es sonreir a quien te sonria y al que te de la espalda, dársela tu también.
Darse cuenta de lo que pasa a tu alrededor y saber responder a ello de la mejor forma posible sin tener que entrar en problemas.
Vivir, vivir la vida al maximo, vivir siempre sin pensar en nada, vivir con gente que de verdad merezca la pena, vivir pensando en las personas que nos rodean, vivir sobretodo pensando en ti, vivir haciendo felices a los demas, vivir siendo nosotros mismos personas felices.
Saber, saber reir, saber llorar, saber que hacer y que decir pero sobretodo saber cuando y como, saber perdonar, saber pedir perdon, saber restarle importancia a las cosas, saber callar y saber hablar, saber estar, saber diferenciar cosas buenas y malas.
Disfrutar, disfrutar de los pequeños momentos, disfrutar de poder vivir los sueños, disfrutar junto con personas importantes, disfrutar cada segundo del dia, disfrutar cada pequeña muestra de felicidad de cada persona, disfrutar cosas hechas realidad que veias imposibles.
Querer, querer a quien te quiera, querer de verdad, querer desde dentro, querer la felicidad de los demas, querer ser tu mismo en todo momento, querer hablar, querer decir, querer reir, querer llorar, quererse a uno mismo, querer a los que te rodean, siempre querer.
Hacer, hacer las cosas bien, hacer reir a alguien, hacer que alguien te perdone, hacer algo por los demas, hacer cambiar a alguien de idea, hacer lo que queremos, hacer lo que debemos, hacer el bien, hacer el mal, hacer cosas sin esperar una recompensa.
Vivir, saber, disfrutar, querer, hacer.. Son cosas que nos hacen felices. Son cosas que, algun dia, aprendimos sin saber porque. Son cosas que nunca debemos olvidar. Son cosas que hay que tener en cuenta. Son cosas que nos da la vida.
La vida, la vida hay que saber como vivirla, la vida es.. un regalo que muchas veces despreciamos.
Porque? Por que no sabemos su autentico valor..

domingo, 15 de julio de 2012

No tiene importancia..

Y es en ese momento, cuando te das cuenta de que algo te importa. En el momento en que lo cuentas, cuando le dices a alguien lo que sucedió, cuando decides compartir tu secreto. Porque si de verdad una cosa te importa, solo quieres contarlo, al menos a tus mejores amigos y los demás ya se enterarán si hace falta. Pero si de verdad algo es importante, jamás podrás callártelo. De lo contrario, si eso ocurre, es porque de verdad ese asunto para ti no tiene importancia.

jueves, 12 de julio de 2012

Date cuenta.


¿Recuerdas esa vida que tenías antes de que él llegara a tu vida? No todo acaba aquí. No puedes quedarte encerrada en casa diariamente. Esperando a que él regrese y te vuelva a querer como lo hacía antes. Tienes que hacerte a la idea de que eso no va a pasar. Él no va a volver. Él no va a estar a tu lado. Y si no esta contigo, es porque no quiere estar. Tienes que vivir tu vida. Tienes que darte cuenta de todo lo que está ahí fuera esperándote. Tienes un mundo nuevo por descubrir. Tienes miles de vivencias que compartir con quien tú quieras. No te quedes esperando a que pase la vida, sal y vívela.

martes, 10 de julio de 2012

Igual de especial que el primer día.

Hay una persona que nos marca para siempre. Alguien que por mucho que pasen los años para ti seguirá siendo igual de especial que el primer día que le viste. Seguirás sintiendo esas cosquillas en el estómago cada vez que oyes su nombre. Te saldrá la misma sonrisa tonta cuando sepas que le vas a ver. Los mismos nervios llegarán a tu cuerpo haciendo que tus piernas tiemblen cuando le veas llegar a lo lejos. Tu interior querrá gritar lo mucho que te mueres por besarle, lo mucho que te gustaría significar algo para él pero tus labios no se mueven, las palabras no llegan a tu boca y todo se queda en un leve suspiro. Cuando se vuelve a ir, solo piensas en esa mirada que un día te atrapó haciendo que hoy te encuentres escribiendo esto, y, al acordarte de la más perfecta de todas las miradas, sonríes esperanzada pensando en cuándo le volverás a ver. "Que sea pronto" piensas. 

lunes, 9 de julio de 2012

Llegó ese momento.

Aquel día recuerdo que yo estaba mal, acababa de verla y mis esperanzas habían sido destruidas de golpe. Y, el momento con el que llevaba años soñando, el momento que tanto miedo me daba que se produjera, tuvo que producirse así, de esa manera, aquel día, en aquel mismo instante. Llegó él, con la cabeza bien alta, cómo no, saludando como si no pasara nada. Pasó a mi lado dejándome casi sin aire. Quiso llegar el primero, cuando todos sabíamos qué era lo que pasaba.
Nunca se ha arrepentido. Nunca ha vuelto suplicando un perdón. Nunca regresó cuando las cosas iban mal.
Siempre imaginé este momento pero no pensé que fuera en esa situación ni de esa manera. Siempre había deseado volver a verle, pero juro que en ese momento quería que todo pasara rápido. Siempre supe cómo era pero aquella vez estaba tan distinto, tan cambiado, no parecía él.
Venía acompañado por aquella mujer de la que tanto había oído hablar. No nos dirigimos la palabra, no era necesario. En realidad, todo el mundo estuvo pendiente de mí. No me dejaron sola ni un segundo. Quizás lo necesitaba, tal vez lo que me hacía falta era desaparecer. Salir corriendo. Huir.
Pero tuve que quedarme, esperar, rodearme de ellos. Aún recuerdo aquel momento como si hubiese sucedido hace exactamente dos minutos. Sé que nunca lo olvidaré. Tampoco quiero.

sábado, 7 de julio de 2012

Los sentimientos no se pueden forzar.

He intentado sentir algo, he intentado quererte, he intentado necesitar verte pero no he podido. ¿Sabes? No puedo forzar un sentimiento que no existe. No puedo obligar a mis sentimientos a quererte. No puedo obligarme a pensarte constantemente, no puedo hacer nada por sentir por ti lo mismo que tú sientes por mi. 
Nos enamoramos de quien no debemos y nos olvidamos de quien más nos quiere. 
Lo peor que podemos hacer cuando sabemos que alguien está sintiendo algo por nosotros, es dar pie a la esperanza. Hacer que nazca en esa persona una serie de ilusiones que no se podrán cumplir. Porque, los sentimientos no se pueden forzar. Y nadie nos puede convencer para enamorarnos de alguien. Nadie puede hacer que broten unos sentimientos imposibles. 

jueves, 5 de julio de 2012

Es muy fácil tener a gente con la que reír. Pero lo importante es pensar en la que está ahí cuando necesitas llorar.
Todos pueden sacarte una sonrisa, pasar un buen rato, disfrutar de una tarde de risas en algún bar.
Eso no tiene nada de especial ni de importante. Puede que esas personas cuando necesites un hombro, un oído o un buen consejo sigan en el bar echándose esas risas sin darse cuenta de que tú estarás tirada en la cama sin fuerzas para levantarte.
Los amigos de verdad, esos que según dicen se cuentan con los dedos de una mano, son los que vienen donde ti y te dan un abrazo sin que tú digas nada. Esos que te agarrarán de la mano y te dirán "tranquila".

domingo, 1 de julio de 2012

Ha vuelto a pasar.

Tenía miedo. Mucho miedo. Pero, al fin y al cabo, es lógico tenerlo. Después de todo temes que aquello por lo que pasaste pueda volver a ocurrir. Entonces te dicen, te repiten día tras día que no puedes tener miedo hasta que consiguen convencerte. Así que sales a la calle sin miedo, con una sonrisa que deslumbra todo a tu alrededor y con la esperanza de que haya alguien dispuesto a empezar una historia contigo. Sacas de tu cabeza todos aquellos estúpidos pensamientos por los que estabas tirada en la cama sin ganas de nada.
Empiezas un día nuevo. Alguien llega a tu vida. Pero toda la historia se vuelve a repetir. Igual no de la misma forma pero el dolor es el mismo. La misma intensidad. Las mismas lágrimas llegan a tus ojos.
Recuerdas aquella historia que te rompió el corazón en mil pedazos y el dolor se multiplica.
Ahí descubres que tienes que tener miedo. Que tienes que andar con cuidado. Pisar sobre seguro. Y que, lo mismo que ha habido dos veces, habrá una tercera, cuarta, quinta..

sábado, 30 de junio de 2012

Si quieres caer bien a todo el mundo, conmigo no cuentes.

Odio la falsedad. La hipocresía que últimamente están tan de moda no va conmigo. Eso de intentar caer bien a todo el mundo, nunca lo he entendido. Va contra mis principios. Por que si me caes mal, ¿para qué fingir algo que no siento?
Y luego la gente dice eso de: "yo no quiero movidas con nadie". Espera, ¿quién está hablando de movidas? Creo que nadie quiere movidas así porque sí. Pero decir lo que piensas no tiene porque implicar movidas. Es más bien un tema de personalidad. Y si intentas caer bien a todo el mundo, no será así porque a mí no me podrás caer bien nunca.

miércoles, 27 de junio de 2012

Llegas tarde..

No vale arrepentirse. Volver y pedir perdón. Rectificar ya no sirve de nada. El daño está hecho. Conseguí seguir adelante. Salí de aquel pozo en el que tu me habías metido mentira tras mentira. Pasé página. Y ahora es cuando te paras a pensar y te das cuenta de todo. Pero, ¿de qué sirve eso? Aquello acabó el día en el que tu primera mentira sálió a la luz.
Dices que te arrepientes pero se me hace difícil creerte. Piensas que esto es un simple juego pero te equivocas. Para mí había sentimientos. Sentimientos que ahora han quedado en el olvido.

jueves, 21 de junio de 2012

¿Qué pasa cuando tu corazón está en pelea constante con tu cabeza? Sí, en ese momento en el que deseas hacer caso a uno de los dos bandos pero el otro habla y dice que es todo lo contrario.
El corazón siempre será positivo, dirá aquello que te gustaría pensar. Te pedirá que luches. Que sigas adelante sin rendirte.
Pero entonces llega la cabeza que dice que no todo es de color de rosa, que las cosas no son tan bonitas y que, tal vez, haya que rendirse para no seguir sufriendo. Pero, ¿y si eso por lo que luchas es lo único que te mantiene en pie? ¿y si sientes que ahora si que merece la pena seguir aquí solo por esa circunstancia?
La cabeza no tiene nada que hacer. El corazón llegará incluso a gritar hasta quedarse sin voz sólo para que nosotros le hagamos caso. Porque sabe que esa es la mejor opción.
"No me voy a rendir nunca".

Entonces aparece alguien.

Alguien que te hace darte cuenta de todo lo que estabas perdiendo, de que no merece la pena luchar por algo que está acabado.Que la vida no es conseguir lo que quieres, sino que lo sigas queriendo después de haberlo conseguido. Y es ahí cuando te das cuenta de que el problema de esperar a alguien, es que un día simplemente te cansas. Y decides pasar página. Vivir. No olvidar, sino recordar sin que duela. Hacer lo posible para que otra persona te dé todo eso que tu pides, y que tú también quieras darle todo lo que un día le regalaste a él. Porque de nada sirve, nada es válido, si la persona a la que quieres no está aquí, no vuelve, no siente, no le ves, no le sientes. Así, lo más probable es que llegue el olvido.

miércoles, 20 de junio de 2012

Felicidades, un año más.

20 de junio. Muchos dirán: tan sólo es otro día más. Un miércoles. Mitad de semana. Pero para ti no es otro simple día más. Es tu día. Tu cumpleaños. Y otro día más yo te vuelvo a recordar. Vuelvo a pensar en cómo estarás, con quién lo celebrarás y si pensarás en mí mientras soples las velas. Yo te puedo asegurar que pienso en ti cada año, cada cumpleaños, cada deseo que pido a las estrellas fugaces es volver a ser aquella niña que vivía con su padre. Y nunca me he cansado de pedir el mismo deseo, porque si los pides con mucha mucha fuerza, pueden llegar a cumplirse como alguien me decía de pequeña. 
Como regalo te daría cientos de besos y millones de abrazo y lucharía para que tu deseo fuera no separarte nunca más de mí. Haría de tu día, el mejor de todo el año y sobretodo, te demostraría que ser padre es lo mejor que hay en el mundo y que para mí, eres importante.

martes, 19 de junio de 2012

Me gustaría irme de aquí, perderme, desaparecer. No para saber cuánta gente me echaría de menos. Sino para ver qué hay de bueno en todo esto. Qué es lo que me espera de aquí en adelante, ya que últimamente tengo el ánimo por lo suelos y no hay manera de ver nada positivo. A veces quisiera que el mundo se parara por un instante, pensar para luego reaccionar. A veces solo necesito un consejo, un abrazo, algo que me diga: bienvenido al mundo. Sigues aquí. Aprovéchalo.
Pero ese abrazo no llega, ese consejo se cae en el olvido y yo tengo que seguir aquí. Pensando en qué es lo que de verdad merece la pena. Encontrando la manera de ser feliz con lo que tengo. Recordando el pasado, lo que tenía y lo que perdí.

lunes, 18 de junio de 2012

Dar más que recibir.

Porque no siempre das 2 y recibes 2. Ni das 1 y recibes 1. No, casi nunca es así, siempre intentas dar pero nunca piensas en lo que vas a recibir después. Hay personas para las que das 100 y tan sólo recibes 1. O quizás tú das menos de lo que recibes. Pero casi nunca hay una igualdad evidente. Porque si tú das, das de verdad, no lo haces para recibir a cambio, no, simplemente lo haces porque quieres, porque te gusta dar, porque te gusta compartir con los demás y tener cosas por las que luchar o tal vez personas por las que hacerlo. Pero cuando recibes menos, siempre reprochas interiormente diciendo: joder, con todo lo que yo hice por ti.. con todas las cosas que vivimos.. así me lo pagas? Y luego te paras a pensar y dices: pero todo eso porqué lo hice? porque de verdad pensaba en recibir algo a cambio? porque debía dar para después recibir? No, claro que no. Tú lo das porque quieres. Pero una cosa está clara ; nunca recibimos lo mismo que damos.

domingo, 17 de junio de 2012

Eres mi lamento.

Que hoy, como cada noche, te recuerdo. Sé que ya no estás, que no puedo hacer que estés porque realmente eres tú el que no quieres estar aquí. Hoy me quedan nuestros momentos, los recuerdos, porque conseguí tenerte cerca y ese ha sido el mejor de los regalos. Y esque hay algo que hice mal, no he logrado descubrir qué ha sido ; no te supe amar, no te supe valorar, no te supe querer como tú querías. A veces, siento que aunque estés lejos, te puedo tocar. Pero nunca podré olvidar tus gestos, tus cosas.. Porque ya no te tengo, eras mi vida y ya no estás. Te llevo tan dentro que ni el tiempo barrerá nada de lo vivido juntos. Mi lamento, mi recuerdo, mi infancia, mi vida. Todo eso has sido tú. Que el mejor regalo, ha sido tenerte a mi lado, contar contigo durante 7 años de mi vida, cumplir años junto a tí ; veranos, inviernos, otoños y primaveras. Pero todo eso, pasarlo agarrada de tu mano, sintiéndome protegida con tu presencia y notando que nadie podría alejarme de tí. Nunca.

Porque padre, no hay más que uno.

sábado, 16 de junio de 2012

Nunca digas siempre.

Para mí, querer es mucho más que un simple "te quiero". Es un beso, un abrazo, una sonrisa, una mirada, un recuerdo, un momento mágico, una canción, una película, una frase. Todos esas cosas que deseas vivir con una sola persona de este planeta. Eso es querer.
Cuando hay cuernos, no ha habido amor, y el que diga lo contrario, miente. Si una persona está enamorada no puede besar unos labios que no sean los de esa persona. Y si después de hacerlo, puede mirar a esa persona a la cara y seguir diciéndole lo mucho que le quiere, es un mentiroso compulsivo, y eso es así.
¿Queréis saber una cosa? Yo no creo en los "para siempre". No existen. Todo tiene un fin, aunque pueda parecer eterno. Así, de un día para otro, de repente, acaba. Y el "para siempre" tiene una fecha de caducidad. Por eso, nunca digo "siempre".
No quiero hablar del amor, de ese sentimiento tan grande con el que todos estamos obsesionados. Tampoco del odio, ese sentimiento que saca lo peor de las personas haciendo que incluso alguien desee la muerte de otra persona.
Podría hablar de la felicidad, eso que todos ansiamos encontrar sin saber que es ella la que tiene que encontrarnos a nosotros, pero no, tampoco hablaré de eso.
Hay otro sentimiento, llamado cariño, que todos experimentamos alguna vez a lo largo de nuestra vida, pero para eso no hace falta escribir nada, tan solo sentir.
En general, nunca he entendido porque nos centramos en hablar de los sentimientos cuando no hay nada que escribir acerca de ellos, simplemente hay que sentirlos.
El amor, el odio, la felicidad, el cariño, de qué sirve dedicarles textos enteros? Frases llenas de palabras cultas para que el texto quede perfecto.. No hace falta escribir nada, no es necesario.

jueves, 14 de junio de 2012

Buscamos a esa persona perfecta que nos haga especiales.

Creo que los humanos somos un poco masocas en cierto sentido. Sabemos que enamorarse duele. Hemos sufrido por amor una y otra vez. Pero, aún así, buscamos enamorarnos una vez más. Buscamos a esa persona perfecta que nos haga especiales.  Ese alguien que esperamos encontrarnos detrás de cada esquina.
No creo que exista una persona perfecta pero sí alguien que para nosotros sea único.
Cada vez que nos enamoramos entramos en ese mundo mágico, subimos a esa nube de la que tanto hablan y no hay quien nos baje de allí. Pero, una vez tras otra, antes o después, recibimos un golpe, y la caída es mortal. Tanto es así que nos deja sin fuerzas, sin ganas de nada, tumbados en la cama llorando y escuchando esa canción que tanto nos gusta. Pero, después de esa canción viene otra y otra más, y cada una nos recuerda más a la historia que hemos vivido.

miércoles, 13 de junio de 2012

Pequeños recuerdos de lo que fueron grandes historias.

Una vez me dijeron que había que vivir cada minuto como si fuera el último. Porque la vida, según dicen, son dos días. Y, como también dicen, cada minuto vale la pena. Yo soy de esas a las que les gusta aprovechar las oportunidades, esas que no se conforman con lo que tienen ya que siempre quieren más. Como bien dicen, los recuerdos permanecen en la memoria. Pero, el peor error que puede cometer una persona es vivir de los recuerdos. O, comparar el día a día con aquellos recuerdos que no podrán volver. El pasado, es el pasado. Ni podrás volver a él, ni podrás borrarlo. Solo nos quedarán aquellos pequeños recuerdos de lo que fueron grandes historias.

martes, 12 de junio de 2012

Esa sensación..

Alguna vez has tenido esa sensación de que eres tú quien se comía al mundo y no era él quien te comía a ti?
Ese momento en el que sientes que hay un equilibrio en tu vida y que nada ni nadie podrá estropear lo bien que estás. Cuando sientes que hay una relación directa entre tu vida y la felicidad. Cuando ves que todo a tu al rededor está perfecto y no tienes otra cosa mejor que hacer que sonreír. Si, ese mismo instante en el que decides olvidarte de las problemas. Sacarlos de tu cabeza. Aprender a luchar y a no rendirse nunca.
Puede que esa sensación solo la vivas después de haberte derrumbado varias veces. Pero, cuando te derrumbas es porque has sido muy fuerte durante mucho tiempo hasta que no puedes más. Sabes? Derrumbarse no es símbolo de debilidad, que va, todo lo contrario, es símbolo de que has sido fuerte durante mucho tiempo.
Y después de derrumbarte, llegará un día en el que salga el sol, porque, sabes? después de la tormenta siempre llega la calma. Y ese día, ese mismo instante, sentirás esa sensación de la que hablo.

lunes, 11 de junio de 2012

Sabes lo que te espera ahí fuera?


Ven. Acércate. Deja que te diga lo importante que eres. Te lo diré bajito, al oído, sin que nadie pueda interrumpir este momento.
Ven. Vamos. No tengas miedo. Sabes lo que te espera ahí fuera? Ahí, esta el mundo, la gente, las personas, tendrás miles de vivencias que compartirás con quien tu elijas. Pero no va a ser todo bonito, claro que no. Ven. Dejame mostrarte lo que harás en tus malos momentos. Te tumbarás en tu cama. Llorarás a más no poder y pensarás "mañana será otro día". Pero sabes? Quizas al dia siguiente todo siga igual. Entonces, finjirás una sonrisa delante del mundo y volverás a encerrarte en tu cuarto para derramar un mar de lágrimas. Hasta que llegue el dia en el que te mires al espejo y decidas luchar. Unicamente por ti. Entonces, te daras cuenta de todo lo que vales.

domingo, 10 de junio de 2012

Una milésima parte.

Vivimos rodeados de seres desconocidos. De gente con la que te cruzas un día y al día siguiente puede que esté paseando a escasos metros de ti y ni siquiera sepas quien es. Eso nos hace pensar en lo insignificantes que somos. Que solo somos una parte minúscula del gran universo. Aunque cada uno de nosotros es único. No hay dos personas iguales. Y dicen que cada persona del planeta tiene una función diferente a lo largo de su vida. Por eso, todo el mundo es imprescindible. Siempre habrá alguien que sea especial al menos para una persona, aunque sea únicamente para él mismo. Todos tenemos alguien que nos hace sentirnos importantes.
Que nosotros solo somos una milésima parte de esto llamado mundo.

Vive.

Puede que nunca nadie vaya a decirte lo genial que eres. Puede que tengas que saber lo que vales por ti misma. Puede que tengas que mirarte en el espejo y cambiar ese "no me gusta lo que veo" por "hoy voy a comerme el mundo y que le jodan al resto". Incluso puede que seas tú la que deba verse guapa.
Tú eres la que tienes que descubrir lo importante que eres para el mundo. Tu sonrisa es oro. Tu mirada es tesoro. Solo tú sabes cómo eres. Tú eres quién dependes de ti. No dejes que tu sonrisa dependa del resto.
Da un paso, un primer paso. Seguro. No te detengas. Sigue caminando pero hazlo siempre con esa sonrisa que te caracteriza. Y nunca, nunca dejes que nadie te diga que no vales. Y si te encuentras con alguien que te diga algo parecido, simplemente contéstale con una sonrisa. La sonrisa es tu mejor arma. No lo olvides.

sábado, 9 de junio de 2012

Esta soy yo; asustada y decidida.

No me gusta la mentira. Tampoco la falsedad. Odio ver cómo una persona puede decir cosas que en realidad no siente solo por quedar bien. No me gusta quedarme en casa. Tampoco me gusta madrugar. Ni ver lo influenciable que es la gente. Odio pensar demasiado en alguien que nunca piensa en mí. No me gusta ir dando pena ni tampoco que los demás vengan donde mí por interés. Detesto ver en qué se ha convertido la gente. No me gusta pensar en que nadie se preocupa por mí pero últimamente ese pensamiento está bastante presente. Odio la ingenuidad con la que a veces soy tratada. Tampoco me gusta que la gente espere algo de mí que no soy capaz de conseguir. Detesto decepcionar a la gente.
Pero esto son sólo unas pequeñas cosas que odio, detesto o no me gustan. También hay cosas que me encantan, amo o me gustan. Aunque eso ya, lo dejamos para más tarde.

viernes, 8 de junio de 2012

No vivas de mentiras, siempre se descubren.

Si hay algo que nunca he soportado es la mentira. Y no, no me refiero a la mentira en sí. Sino al hecho de que alguien pueda ser tan ingenuo de pensar que no le van a descubrir. Dicen que se le pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Eso es completamente cierto. Puedes pasarte días riéndote de las mentiras que se cree una persona, pero al final, como también dicen, cada uno tiene lo que se merece.
Le engañas a una persona, le dices cada día todo lo que ella quiere oír, te tragas siempre tu orgullo, rompes a llorar cuando ves que las cosas no marchan bien.
Te marchas durante un tiempo indeterminado, vuelves con la intención de que todo siga igual que cuando te fuiste. Pero te encuentras con que todo ha cambiado.
Sabes? Yo ya no soy esa niña que se enamoró de ti. Ya no soy aquella que se creía tus falsos "tequiero"s. Como dicen, aprendes a base de golpes. Por suerte o por desgracia, a mi me han dado un golpe muy fuerte del que ya me he recuperado. Pero el pasado es experiencia.


Falsos "te quiero" s. Verdaderas mentiras.

Cuando alguien te dice "te quiero" no te paras a pensar en si te lo dice por cumplir, o si de verdad lo siente. Simplemente un escalofrío recorre tu cuerpo y no te salen las palabras para decir: "yo también."
Pero, al cabo de los días, te das cuenta de que te lo repite pero nunca te mira a los ojos cuando te lo dice. Siempre intenta quitarte la mirada y no espera a que le respondas porque da por hecho que lo que tú sientes es mucho más grande de lo que él imagina.

jueves, 7 de junio de 2012

Pero él no estaba.


Y yo quería que él llegase y me besase en la mejilla igual que a los otros niños, pero él nunca llegó. No apareció. Él no está. No quiso estar.

miércoles, 6 de junio de 2012

Mentiras.


Es sencillo; quien miente una vez, miente 100 veces más. 

No porque todo el mundo se crea una mentira, se convierte en verdad. 

La verdad duele solo una vez, la mentira cada vez que la recuerdas. 

Cada golpe te hace más fuerte.

Puede que ahora mismo sea mucho más fuerte que hace meses. Es sencillo, cada golpe nos hace más fuertes. Cada vez que nos fallan nos llenamos de fortaleza. Pero, en el momento del golpe, de la caída, de la traición, nos sentimos completamente débiles. Sin ganas de seguir. Pensando en huir. Queriendo abandonar.
Lo que no te mata, te hace más fuerte.

martes, 29 de mayo de 2012

Cuando pierdes la esperanza.

Una vez me dijeron que la esperanza es lo último que se pierde. Lo que quiere decir que cuando ya no queda esperanza, es que está todo perdido. Yo soy de esas a las que no le gusta dar nada por perdido, ni rendirse, ni saber que algo se ha acabado o darse cuenta de que algo se ha perdido por no haberlo intentado lo suficiente.
"No existe peor muerte que el fin de la esperanza"

domingo, 20 de mayo de 2012

No seré como las demás.

Te prometo ayudarte, valorarte, quererte como cualquier otra persona haría. Pero no te prometo ser como todas ellas. Prometo preguntarte cada día qué es lo que te pasa. Prometo hacerte sentir bien. Pero, eso también lo harán los demás. Yo no iré hasta donde estés cuando te enfades conmigo. Y eso no significa que no me importas, igual me importas más que todas ellas juntas. Pero yo quiero hacerte madurar. No sé si lo conseguiré o si seré la más indicada para hacerlo. Pero quiero que sepas que la vida no es fácil. Que no siempre van a estar detrás de ti. Que cuando tienes un problema, a veces te va a tocar estar sola. Yo no te voy a abrazar cuando vengas diciéndome que te ha pasado algo.. No. Te apoyaré de otra manera. Te haré ver que no puedes seguir así. Que te valores tanto como te valoro yo. Que pienses un poco en lo que tienes y no en lo que has perdido.
Puede que a veces me odies, puede que cualquier día me dejes de hablar. Corro ese riesgo. Pero si consigo que te valores y te hago ver que no puedes seguir así, me valdrá. Sentiré que he hecho lo correcto.

lunes, 14 de mayo de 2012

Algo bonito..

Quisiera escribirte algo bonito, bonito de verdad. Pero se trata de despedirme, y se me da muy mal. Quisiera escribirte algo sencillo. Y dime, qué difícil es, dejar de imaginar. Qué difícil es intentarse alejar. Quisiera encontrar algún final que no sonara tan mal.
Me gustaría no equivocarme. Dar con la opción correcto. Saber que estoy haciendo bien al alejarme. Pensar en mí misma para no sufrir. Dejar de preocuparme por alguien que no se preocupa por mí. Y, sinceramente, no sé si lo que siento es que te echo de menos o es simplemente que siento la extraña necesidad de necesitarte. Pero, lo que sea que sienta, me está matando. Me hunde por momentos. No sé. Me gustaría saber lo que debería hacer, o lo que quiero hacer. Pero me encuentro en un momento en el que no veo salida a todo esto. En el que mi única opción posible sería salir huyendo. Huir. Alejarme de todo y de todos. Encontrar fuerzas. Buscarlas. Pero volver a ser yo misma. Volver a ver esa sonrisa en mi cara. Volver a sentir esa felicidad que tanto añoro.

sábado, 12 de mayo de 2012

¿El tiempo todo lo cura? MENTIRA.

Pasa página, me dijo él. No vale la pena sufrir por algo de lo que ya no queda nada. Pero, ¿acaso es fácil no pensar en todos aquellos momentos? Dime, es fácil para ti, ¿verdad? Pues para mí no lo es.
"El tiempo todo lo cura". "Después de la tormenta llega la calma". "La cuestión no es olvidar sino recordar sin que duela". Todas esas frases, esos tópicos, están muy bien, son tan fáciles de decir para aconsejar pero, a la hora de ponerlas en práctica, ahí llega lo complicado. Y no puedes. Y te rindes. Decides derrumbarte. Esperas a que alguien venga a por ti. Pero nadie va a venir a salvarte. Solo dependes de ti. Eres tú. Tus fracasos. Tus éxitos. Tus fuerzas. Tus mentiras. Tu verdad. Tus sentimientos. Todo eso es tuyo, nadie más puede ponerse en tu lugar. Solo tú sabes lo que has vivido.
Asi que, levántate, da el primer paso, pasa página, deja que pase el tiempo. Pero hazlo solo cuando tú veas que puedes hacerlo. Cuando sepas que ese es el momento indicado. Cuando reúnas todas las fuerzas necesarias. Entonces, te levantarás para luchar como nunca y vivir mejor que siempre.

lunes, 7 de mayo de 2012

El paso de preferir lo que no tienes.

- El problema es que tú prefieres estar mal por él antes que pasar página e intentarlo con otro chico.
+ Te equivocas. Prefiero mucho antes olvidarle que estar jodida por él. Pero, sabes? No se trata de lo que prefiero.. Se trata de que no puedo sentirme de otra manera en este momento. Me encantaría poder olvidarle, pasar página, empezar de cero con alguien que de verdad me quiera. Alguien que no me mienta, y alguien que cuando me diga que me quiere, sea verdad. Pero en estos momentos, no puedo, no puedo seguir adelante, no puedo pasar página, no puedo olvidarle, como tampoco puedo estar con otro chico por miedo a que todo sea otra gran mentira como ha sido esta vez.
- No te entiendo, sin más, deberías pasar. Espero que algún día te olvides de él. Y que entonces, te acuerdes de mí, de que sigo aquí, esperándote.
+ Supongo que algún día pasaré página. Pero sé que ese día será tarde.
- Nunca será tarde si tú no quieres que lo sea.
+ Bueno, eso no lo podemos saber, lo que tenga que ser, será. Yo solo sé que no me voy a ir dentro de dos días con ninguno. No quiero ningún lío. No sirven de nada. Ya no me sale liarme sin más. Porque sabes? No hay mejor sentimiento que el amor, dar un beso sin amor no significa nada. Es como querer sentir la lluvia llevando paraguas.
- Yo no hablo de líos. Pero, quiero que sepas que yo voy a estar ahí. Para todo lo que quieras. Y quiero que estés bien conmigo. Aunque sea, como amigos.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Past, Present, Future.

La mentira ya no duele. El dolor no existe. El pasado lo he dejado atrás. El día a día se vuelve importante. El futuro, ya llegará. La felicidad comienza con un paso, no se busca sino que ella es quién te llama a ser feliz, mediante un estilo de vida. Los problemas pasan a un segundo plano. Descubres que tu estado de ánimo tiene que depender única y exclusivamente de ti. Piensas en lo vivido, sin darle demasiada importancia. Piensas en lo que queda por venir, intrigada por saber qué será. Piensas aún más en el hoy, en tu vida, en lo que tienes, en quién eres, y eso aún te gusta más. Te sientes orgullosa de ser quien eres. No encuentras nada de lo que arrepentirte.

martes, 1 de mayo de 2012

De aquí en adelante.

Hoy, 1 de mayo, primero de mes. Un mes en el que acabaré el curso. Hago un propósito, me propongo que dejaré de pensar en ti, dejaré de seguirte el juego, de preocuparme, de pasarlo mal, de querer que vuelvas, de estar pensando en lo que tú estarás haciendo. No. Eso se acabó. Lo nuestro fue una historia de algo menos de tres meses que acabó un 19 de febrero y ya es hora de pasar página, de vivir, de sonreír como antes, de ser yo misma sin preocuparme por nadie. Porque la felicidad que me diste un 25 de noviembre me la quitaste los meses siguientes. Y esa felicidad ya no va a volver, no de tu parte, si vuelve será gracias a otra persona que sepa valorarme. Ya no tengo en cuenta tus mentiras, ni tus falsos "te quiero". Sé que no serviría de nada mencionarlos a estas alturas. Así que, de aquí en adelante, cada uno vivirá su vida sin meterse en la del otro. Porque del pasado no se puede vivir y aún queda mucha vida por delante como para andar sufriendo por algo de lo que ya no queda nada.

lunes, 30 de abril de 2012

No puedo decirte "tequiero".

Alguna vez has sentido la extraña sensación de que por mucho que alguien te haga daño, seguirás queriéndole incluso más que antes? Como si cada mala palabra, cada insulto, cada vez que te hace sentir mal significaría un te quiero no dicho. Y sientes que no puedes dejar de pensar en él, que te gustaría estar a su lado, caminar junto a él y dejar que el tiempo pase sin importar el resto del mundo.
Pero no puedo, me encantaría decirte que te quiero, que no puedo olvidarte, que no quiero olvidarte, no, me niego a pensar que tenga que pasar página. Pero, qué ganaría con eso? No sirve de nada, lo hemos intentado y no hay manera de que funcione. Y detrás de cada te quiero había una mentira. Detrás de cada "eres la mejor chica con la que he estado" había un "eso se lo digo a todas".  Así que después de pensar en todo eso, no puedo decirte te quiero cuando toda la confianza en ti la he perdido. Y parece ser que tú no vas a hacer  nada para recuperarla. Ahora mismo, tu vida no está aquí y yo ya te dije que no iba a afectarte en estos meses. Era tu oportunidad y tu tiempo..

domingo, 29 de abril de 2012

Recordar..


Recuerdos. ¿Qué significa ésta palabra? ¿Qué quiere decir? Los recuerdos son momentos pasados. Son momentos que ya no están. A veces, deseamos que esos recuerdos desaparezcan ya que solo nos causan dolor, otras, en cambio, queremos que permanezcan con nosotros para hacernos pensar en lo vivido, en lo que ha cambiado, en unos buenos momentos o quizás incluso queramos recordar malos momentos para darnos cuenta de que no eran tan malos como pensábamos y que les dimos más importancia de la que tenían.
Para mí, los recuerdos deben quedarse en la memoria, porque lo malo o lo bueno, está ahí, pero no debemos vivir en el pasado porque eso solo nos quitará tiempo para vivir el presente y pensar en el futuro.
Para mí, lo bueno es vivir el momento, disfrutar junto con los nuestros y adaptarnos a la realidad en la que vivimos.

martes, 24 de abril de 2012

Cuando te derrumbas..

Te cuentan algo que nunca habías imaginado. Una lágrima cae lentamente por tu mejilla, una sola no, dos, tres y luego simplemente caen tan rápido que no te da tiempo a saber. Notas como tu cuerpo tiembla sin poder hacer nada por evitarlo. Tus labios no articulan palabra. Tus manos no logran escribir. La expresión de tu cara se ve empapada de lágrimas. Lágrimas derramadas por una verdad, por una realidad que nunca pensabas descubrir con tanta certeza.
Intentas contener las lágrimas, intentas calmarte, respiras lentamente esperando que llegue la calma. Pero te das cuenta de que no, no puedes mantenerte en pie así que optas por seguir sentada. Intentas levantar la cabeza pero la pena puede contigo y no logras hacerlo.
Poco a poco vas respirando, vas manteniendo la calma, pruebas a levantarte y finalmente lo consigues. Te miras en el espejo, te secas las últimas lágrimas que salen de tus ojos, notas como tu cuerpo deja de temblar y ya puedes volver a hablar.
Levantas la cabeza, sonríes, y comienzas a dar el primer paso hacia el olvido, hacia la felicidad, hacia la ausencia del miedo.

Y a pesar de todo..

Por una tontería, descubro que sí que hay cosas ocultas, cosas que preferiste no contarme nunca, cosas que pensabas que nunca llegaría a enterarme. Y si te digo que nunca me enteraré? Claro que no. Tampoco quiero.
Ahora solo me has demostrado que todo lo que viví fue una gran mentira.
Y yo preocupada por contarte a ti lo que yo había hecho cuando ya lo habíamos dejado? Porqué? Si no tenía que darte explicaciones! En cambio, yo si que las merecía, porque estábamos juntos. Y me has ocultado tantas cosas..
Cosas que en el mismo momento en que ocurrían, sabía que era mentira, pero siempre es mejor creérselo, confiar en la persona, pensar en que todo está bien. Porque es él, es un nosotros. Era mejor dicho.
Pero ahora ya no queda nada. Podría ser sincero por un momento y decir de una vez qué es todo lo que me has ocultado.
Que decepción me he llevado contigo..
Ojalá no volvieras nunca, ojalá encuentres en este mes y medio allí a la "mujer de tu vida" como tú mismo dices y decidas quedarte allí a vivir.
No quiero volver a verte. No quiero que estés en mi misma ciudad. No quiero tener noticias tuyas. No quiero nada de ti.
Ya has conseguido hundirme del todo, pero tranquilo, ya no lo harás más. A partir de ahora, esa etapa acabó.

sábado, 14 de abril de 2012

Vuelves para hundirme y luego te marchas.

¿Qué te propones?  ¿Qué piensas cada vez que te acuerdas de mi? ¿Qué quieres de mí cuando me hablas, cuando me dices que me echas de menos y al segundo vuelves a irte? ¿Acaso te gusta verte mal, derrotada, hundida, sin ganas de nada?
No entiendo nada. Ya no sé ni qué es lo que quieres, ni si de verdad lo que dices es lo que sientes o simplemente quieres hacerme más daño. ¿Porqué no te explicas? ¿Porqué no me dices ya de una vez lo que quieres de mí?
Creo que solo pido las explicaciones que merezco. Pido perdón por todo el daño que haya podido causarte, pero no hay manera de explicar el que me estás causando tú cada vez que vuelves para hundirme y luego te marchas.
Y tus únicas palabras son "olvídate de mí" "sé feliz" ... No entiendes que eso depende de mi. No entiendes que mi felicidad en este momento no existe. Que no te puedo olvidar, pero haré lo posible por pasar pagina.

miércoles, 4 de abril de 2012

Tú no sabes lo que es estar enamorado.


¿Sabes acaso lo que es sentir que cada vez que se marcha, te deja un vacío que nadie puede llenar?
¿Sabes lo que es sentir que se te acaba el mundo cuando esa persona te dice: se acabó.?
¿Sabes lo que es sufrir por no verle, sentir que él es feliz abrazado a otra?
Sientes que le quieres, que tu felicidad depende de él, que toda tu vida pierde el sentido cuando él se va. Que tu vida ha cambiado completamente desde el primer beso. Que todo lo que habías soñado compartir con alguien, quieres compartirlo con él. Que cuentas las horas, los minutos y los segundos que faltan para volver a verle. Que todo te parece una eternidad lejos de él.
Y sales a la calle con la esperanza de que, tras cada esquina, esté él. Pero no está, y lo sabes, sabes que no va a estar. Y eso te mata por dentro.
Tú nunca has sentido eso, eso es estar enamorado. Y tú no lo estás. Porque no te puedes enamorar de una persona sin conocerla siquiera.
¿Tú sabes todo lo que tienes que vivir con alguien para llegar a decirle "Te amo"?
Mucho, mucho más que un simple beso, o un abrazo, o un "te necesito a mi lado".

domingo, 25 de marzo de 2012

No lo entiendo..

Qué le lleva a una persona a dejarlo todo y huir? Qué es lo que pasa para que alguien decida abandonar su vida y empezar de cero sin sus seres queridos?  Cómo alguien es capaz de echar todo a perder y seguir adelante con su nueva vida?
Éramos felices.. Tú lo eras con nosotros. Se te veía la persona más feliz del mundo criando a tus hijos. Educándolos. Haciéndoles felices. Así te construías tú la felicidad.
Pero, de un día para otro, decidiste dar un cambio radical a tu vida. Decidiste que yo ahí no tenía sitio. No lo teníamos nadie. Tanto es así, que desapareciste. Meses o años después, reapareciste varias veces. Pero nunca volvió a ser lo mismo. Nunca me volviste a hacer feliz. Nunca conseguiste ser la persona que eras en mi vida. Y ahora mismo, te has convertido en nada. Porque eso es lo que mereces ser; nada. Pero sabes qué? Que nunca superaré tu pérdida.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Te echo de menos ≠ Quiero que vuelvas.

Porque no todos los "te echo de menos" significan "quiero que vuelvas". Porque a veces, no se echa de menos a la persona, sino los momentos vividos con ella. Porque hay momentos que pertenecen al pasado, al igual que las personas, y eso es muy difícil de cambiar. Porque llega un momento en el que todo acaba irremediablemente. Y entonces, hay que aprender a vivir sin ello, aprender a sobrevivir con esa ausencia y vivir un futuro que vaya más allá de nuestro pasado.

domingo, 18 de marzo de 2012

El principio de mi nueva vida.

Ya basta. Llevo desde septiembre pendiente de la misma persona. Día tras día. Cada momento, ocupaba mi mente con él. Cada vez que me quedaba en casa, él era mi único pensamiento. Incluso cuando no quería pensar nada, pensaba en él irremediablemente.
Por fin en noviembre conseguí algo. Quedamos. Nos besamos. Empezamos "algo grande" según lo que decíamos. Al principio todo fue como un sueño. Increíble. Pero la cosa se fue torciendo.. Hasta que un buen día, o malo, depende como se mire. Yo decidí ponerle fin a esto. Pero por cosas de la vida, no supe pasar página a tiempo y volví a caer en lo mismo. Pero días después otro punto y final.
Y ahora que estás a 4000 km de mí, vas a seguir jodiéndome? No estoy dispuesta a eso. Lo siento pero no tengo que aguantar lo que me dices.. Que cada día te tiras a una? Genial. Hazlo. Que yo por lo menos no voy a ir amenazándolas a ellas, no soy como tú.
Principio de mi nueva vida. Llegó la hora de pasar página. De comprender que tú estas lejos, muy lejos de mi. Que mi vida está aqui. Y merezco vivirla.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Es hora de que cada uno mire por lo suyo.

Que nadie tiene derecho a hablar de tu vida si no puede vivirla. Que cada uno tiene que pensar en lo que hace, pero no en lo que los demás puedan pensar por ello. Que si yo quiero blanco y los demás negro, que se jodan los demás porque es mi decisión.
Porque la que me voy a dar la ostia, voy a ser yo. Ni tu ni nadie. Solo yo. Y la que sufriré seré yo también. Porque a veces, de poco sirven los consejos, lo que se necesita es verte en la situación equivocada y cometer el error, para no tropezar de nuevo con la misma piedra.
Que a nadie le tiene que importar lo loca que estoy, lo puta que soy, o lo bocazas que he sido. Ese es mi problema.

sábado, 10 de marzo de 2012

-Hay que saber ir al ritmo de lo que pasa alrededor.

Hay veces en las que la vida va exageradamente rápido, creando situaciones que pueden provocar miles de sentimientos en nuestro interior. Creo que una de las claves de la vida, es saber ir al ritmo de lo que pasa alrededor. Si consigues mantener un equilibrio entre el mundo y tu sonrisa. Entonces mantendrás también en equilibrio los sentimientos de tu interior.
Es verdad que hay veces en las que todo sucede demasiado deprisa, no te puedes parar a pensar tan siquiera dos segundos en lo que está ocurriendo, pero, a fin de cuentas, hay veces en las que no merece la pena pensar en todo eso. Simplemente hay que vivir con lo que tenemos ahora, pero sobre todo y ante todo, no pensar en el pasado. En lo que tuvimos y no apreciamos y en lo que se fue de nuestro lado.

domingo, 4 de marzo de 2012

Las cosas que nunca te dije.

Nunca te dije que eras lo más importante. Que no pensé que una persona pudiera hacerme ver las cosas como tu hacías. No imaginé que alguien pudiera hacerme sentir tan bien con solo el roce de su piel. Ni que con un beso pudiera sentirme viva. Hay tanto que no te llegué a decir. Tampoco supiste nunca que me hiciste olvidar a alguien que durante 4 años había sido mi único pensamiento. Pasaste a ser eso tú. Nunca entendiste que como yo nadie te iba a querer, aunque casi nunca te lo demostrara. No quisiste entenderme cuando te decía que ellos iban por delante, pero en realidad, a ti te he querido más que a mi vida.

domingo, 26 de febrero de 2012

Así lo hizo y todo comenzó a cambiar.

Él se acerco a mí. Me cogió del brazo cuando nadie estaba para cortar ese momento. Entonces me lo dijo. Mi corazón comenzó a latir más fuerte de lo normal. Ese día, aquel viernes, puede que mi felicidad crezca. Se tragó el orgullo, sí, ese orgullo que siempre intenta joder y separa a las personas que más se quieren. Dijo aquellas palabras "arreglarlo" "hablar" "tú y yo". Y todo fue tan rápido. Bueno, al principio me puse en lo peor, no lo negaré. Se me hacía raro que tú quisieras volver a tener cierta amistad conmigo. Pero te conozco bien, han sido muchos años, y bueno, con una simple mirada supe que había sinceridad en tus palabras.
Entonces todo fue un: esta tarde a las 7.30 en el conservatorio?
Y lo siguiente fue un sinfín de historias, anécdotas, momentos y tiempo alejados en el que han pasado muchas cosas. Pero sobre todo había confianza. Eso es algo que nunca se ha acabado entre nosotros. Porque un mejor amigo lo es para siempre. Por mucho que un 6 de junio una se deje llevar por gilipolleces y diga cosas de las que los meses siguientes se arrepienta. Porque nada me hace más feliz que poder hablarte. Aunque únicamente sea como dos compañeros de clase. Me conformaré con lo mínimo.
He sabido lo que es perder a tus mejores amigos y ahora voy a saber lo que es recuperarlos.
Te echaba tantísimo de menos. Una vez más, tengo que darte las gracias J.

sábado, 25 de febrero de 2012

Un "sé feliz" acompañado de "olvídame".

Noche fría. Noche lluviosa. Noche que daría un cambio a la vida de algunas personas. Noche en la que ella decide poner el punto y final. En la que él decide luchar y así se lo dice a ella. Pero ella no, no quiere. Ya no. Han sufrido los dos y lo mejor es que esto quede aquí. La manera que él tiene de no perderla, es recordar todo lo vivido juntos. Lo más reciente. Lo no tanto. Lo pasado desde el 14 de noviembre. El día en el que decidieron unirse aún mas. Pero ella ya no llora, no sufre, no siente. "Esto se ha acabado" dice ella. "Solo tengo ojos para ti" contesta él. Y un leve susurro se oye.. "nadie te va a querer como yo". Ya basta. Sufrir. Sufrir y seguir sufriendo. Acaso sirve de algo? Dejémoslo. No vale la pena. Ha sido bonito, si, pero mientras duró. Ya no queda nada.

jueves, 16 de febrero de 2012

¿Porqué?

¿Porqué soy así? ¿Porqué ahora? ¿Porqué hago daño a la gente a la que le importo?
No, no puedo ser feliz. Parece que yo me he puesto un escudo contra mi misma, sí, suena ridículo pero creo que eso es lo que he hecho.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Joder, necesito verte; cómo consigues eso?

Necesito verte a todas horas, estar contigo, uno de tus abrazos, de tus besos, de tus "te quiero". Porque tú haces que me sienta viva, y por eso necesito que estés a mi lado.. Porque si llega el día en el que te vayas de mi lado, dejaré de estar viva.. Porque mi vida se irá contigo.
Te has convertido en una necesidad. Si, en algo que es imprescindible para vivir. Eres esa persona que me quiere, me ayuda, me entiende, me da su opinión, me protege, me cuida.. todo eso como nadie nunca lo había hecho antes.
Quiero hacerte feliz, mejor dicho, quiero seguir haciéndote feliz. Que por cuánto tiempo? Me conformaré con que sea por toda la vida :)

martes, 14 de febrero de 2012

14 de febrero.. San Valentin, día de los enamorados..

Hoy es ese día, especial para algunas personas, deprimente para otras muchas. Supuestamente, este día está para demostrar a esa persona que está tu lado, que tú también quieres estar al suyo. Para agradecerle cada día y para pedirle que siga así mucho tiempo más. Pero yo soy de las que piensan que cuando estás enamorada, San Valentin son los 365 días del año. De las que dicen que no hace falta una fecha para recordar todo el amor que sientes hacia alguien. De las que creen que este día no es más que un simple martes más y que es una de esas fiestas que solo sirven para gastar dinero.. y yo, sinceramente pienso que el amor no se muestra con regalos, sino con pequeños gestos. Porque cuando estás enamorada solo te importa la fecha en la que empezaste a estarlo. Te importa el primer beso, el primer "te quiero".. Te importan cientos de miles de cosas, pero todas ellas, vividas a su lado.

jueves, 9 de febrero de 2012

Punto y final.

Llega un momento en el que te paras a pensar qué es lo que tú haces por las personas y qué es lo que ellas te dan a cambio. Cuando ese momento llega, tú misma sacas tus conclusiones y te das cuenta de que no es lo mismo 2x3 que 3x2.. Entonces, para qué seguir¿? Merece la pena¿? Es necesario seguir sufriendo¿?
Todo ha cambiado, no lo voy a negar, ha cambiado a peor. Que porqué? Pues no lo sé. Como tampoco sé qué hacer para solucionarlo. Quizás sea porque esto no tiene solución. Porque hemos llegado a un punto en el que solo nos hacemos daño. Y cuando ese momento llega hay que saber decir: hasta aquí.
Sigue con tu vida, estarás mejor sin mí. Dices que no hago nada por ti. No te lo niego, serviría de algo negártelo? Solo volveríamos a entrar a otra de nuestras discusiones sin salida..
Puede que algún día me arrepienta de esta decisión, piense lo boba que fui o incluso quiera volver a tenerte. Sé que será demasiado tarde, porque tú ya no querrás saber nada de mí. Pero también sé, que tu vida va a ir mucho mejor sin estar yo de por medio.
Pero, cuando una está ilusionada, tiene que pararse a pensar si vale la pena todo esto. Y ahí llega la cruel realidad diciendo que esto así no puede seguir.
Porque, a veces, los puntos finales son la decisión más acertada.